Habitantes de Japón recibirán una dosis de vacuna contra el coronavirus de forma gratuita, según una política del Ministerio de Salud aprobada el pasado viernes por su panel asesor, en un intento por frenar los casos de infección graves y fatales.

La política aborda la primera dosis para todos en medio de la incertidumbre en esta etapa sobre cuántas veces se necesitaría administrar una vacuna.

Aún no se ha determinado oficialmente si la política cubrirá a los residentes extranjeros en Japón, dijo un funcionario del ministerio, al tiempo que ofreció su opinión de que sería natural incluirlos por el bien de la salud pública.

El gobierno japonés está tratando de asegurar suficientes vacunas para la primera mitad del 2021 para administrarlas a todos los miembros del público, habiendo asignado un presupuesto de 671.4 mil millones de yenes (6.4 mil millones de dólares).

Ha acordado con la farmacéutica británica AstraZeneca Plc y el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer Inc. recibir 120 millones de dosis de vacunas de cada empresa cuando se desarrolle con éxito y también está negociando con la firma estadounidense Moderna Inc. 40 millones de dosis o más.

En caso de que una vacuna cause efectos secundarios graves, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social planea que el estado, no las empresas, reparen a los pacientes y paguen daños a través de una revisión de la ley en una sesión extraordinaria de Dieta que se espera que comience a finales de este mes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.