El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, que creó la primera vacuna contra el COVID-19, Sputnik V, ha afirmado que está listo para ayudar al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recientemente diagnosticado con coronavirus, si acude a las autoridades rusas en busca de asistencia.

En una conversación con RIA Novosti, el director del Centro Gamaleya, Alexánder Guíntsburg, ha recomendado a todo el personal de la Casa Blanca vacunarse con Sputnik V.

Este viernes, el mandatario norteamericano ha informado a través de su cuenta de Twitter que él y su esposa Melania han dado positivo al SARS-CoV-2.

“Esta noche, la primera dama y yo hemos dado positivo por COVID-19. Empezaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Juntos lo superaremos!”, dijo Trump en Twitter.

En un comunicado posterior, el médico presidencial, Sean Conley, detalló que “el Presidente y la primera dama están bien en este momento y planean permanecer en su hogar en la Casa Blanca durante la convalecencia”.

La pareja presidencial se sometió este jueves a una prueba de covid-19 tras confirmarse el diagnóstico positivo de una de las asesoras más cercanas del Presidente, Hope Hicks. La mujer, de 31 años, viajó este martes a bordo del Air Force One rumbo a Cleveland (Ohio), donde Trump participó en el primer debate electoral con el candidato demócrata Joe Biden, y también voló este miércoles con el presidente a un mitin en Minnesota.

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el centro Gamaleya, se registró el 11 de agosto y actualmente se encuentra en la tercera fase de ensayos. Más de 60 mil voluntarios se inscribieron en Moscú para participar en las pruebas y más de 40 países han expresado ya su interés en obtener la vacuna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.