Una poderosa explosión sacudió hoy un edificio del movimiento chiita armado Hezbolá, ubicado en una aldea en los alrededores de Ain Qana, al sur de Líbano, según informaron fuentes oficiales, un hecho que nuevamente recuerda la catástrofe ocurrida el 5 de agosto tras el estallido en el puerto de Beirut, la capital de ese país.

Una fuente cercana al partido pro-iraní aseguró que se trató de un “accidente”.

Un habitante de la aldea mencionó que la explosión, que provocó una espesa humareda negra, afectó a una casa que era un “sitio de Hezbolá”, y que la zona había sido acordonada por miembros del movimiento armado.

A través de redes sociales se han dado a conocer diversos ángulos del estallido. Pese al reporte de algunos medios internacionales, hasta el momento se desconoce con certeza si hay fallecidos o lesionados por este hecho.

Este nuevo hecho ocurre justo en medio de la crisis social, económica, política y social que atraviesa el país que tuvo su punto más alto días después de registrarse la explosión en el puerto de Beirut, la cual provocó la muerte de más de 150 personas, miles de lesionados y un millonario daño en toda la ciudad, la cual además tiene que enfrentar la pandemia del coronavirus.

Un fotógrafo de AFP vio a militantes armados en el área, donde los residentes también han afirmado ver ambulancias, las cuales llevaban a varias víctimas, mientras que la agencia de noticias libanesa informaba de daños materiales limitados.

El Hezbolá, apoyado por Irán, es el único grupo armado libanés que no se desarmó tras la guerra civil de 1975-1990, y ha protagonizado varias guerras con Israel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.