Morena tendrá abanderado en el rostro de Cristóbal Arias Solís para el 2021

el próximo año habrá elecciones en todo el país

0
252

Ni con la bajeza ruin y perversa de la difamación, provocación y denostación de una guerra sucia— mancharan la imagen del puntero de más de 30 estudios metodológicos que han recolectado la inclinación al Senador Cristóbal Arias Solís como favorito único de morena a ganar la gubernatura en 2021. Es más que obvio que la intentona fallida viene del interior del BOA que nació precisamente para eso: chantajear y sacar provecho.

No obstante, más allá de que no existe respeto ni ética hacia la vida de una pareja— han dejado de originar política a través de la propuesta y los argumentos sólidos y se han dedicado a desarrollar la pedagogía punitiva sin escrúpulos— producto del legado de las tribus del PRD. Eso son los aprendizajes de aquellos que son rebasados de manera importante en todas las mediciones; esa es la respuesta de todos los que no han estado a la atura de los retos; es esa la reacción de la desesperación, la ansiedad, y el odio irracional.

Sin embargo, el próximo año habrá elecciones en todo el país; serán los comicios más grandes de la histórica contemporánea. Morena se alista como favorito a conquistar por lo menos 14 de 15 gubernaturas. A excepción de Querétaro, en el que la competencia parece favorecer al PAN con un margen relativamente corto.

A diferencias de otros sexenios, los ojos de una sociedad que legitimó a un presidente con más de 30 millones de votos centrarán las miradas en un proceso electoral que presenta una característica muy particular: la expansión del proyecto de nación del jefe del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador.

Entonces, el punto central, será afanosamente vigilar todo el ejercicio democrático por la necesidad y la importancia que hay en juego.

Uno de los estados en particular donde saldrá victorioso el movimiento regeneración nacional será Michoacán: cuna ideológica de la lucha por la independencia de México, y punto de extinción de una era hegemónica de alternancia entre PRI y PRD muy pronto. Este último, quizá, abrió la posibilidad de desmoronamiento de la competencia de uno de los partidos que, durante décadas, generó expectativas; jugó un papel preponderante, hay que decirlo; sin embargo, nos encontramos en presencia de un instituto que últimamente ejerció una identidad servil y una simulación que quebró por completo sus estructuras.

Entonces, prácticamente sin oposición, y con un PRD con signos de sobrevivencia— se abrió la posibilidad inminente a que morena se instale en el poder. Frente a esta coyuntura, se alista un referente histórico de la lucha por la legalidad. El retorno de Cristóbal Arias Solís al escenario electoral democrático, constituye una nueva oportunidad para ratificar una acción que constituyó uno de los actos más ruines y perversos de la era de Carlos Salinas de Gortari.

En 1992 ganó Cristóbal en Michoacán; el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que las garantías y la inequidad del proceso fueron atropelladas por la operación fraudulenta desde los pinos.

Cristóbal en esa fase triunfó. De hecho, se desencadenó una lucha social pacifica que defendió la legalidad del proceso. Pasó de ser un ejercicio plural a una relevante columna que aglutinó a millones de michoacanos, incluso, mexicanos que ante el escepticismo y la poca transparencia fueron testigos de las condiciones de inequidad. Sin embargo, la historia colocó nuevamente a Cristóbal en la cúspide. Hoy por hoy, el senador Arias Solís domina más de 30 encuestas que han ratificado su ascenso dominante; eso, es suficiente para pensar que el Vicecoordinador de los Senadores de morena en la Cámara Alta regresará como candidato a la gubernatura en 2021.

A fin de fundamentar ese suceso evidentemente nítido, hay señales inequívocas que fundamentan ese hecho:

El viernes en Palacio Nacional, el presidente mandó una señal en la que ratificó que, Cristóbal, está en el ánimo del resultado que ratificará la Comisión Nacional de Encuestas del CEN de morena y su candidatura en Michoacán.

Ese mismo día, Mario Delgado que evidentemente será el nuevo dirigente nacional de morena, señaló que Cristóbal es un político de altura y nivel. Asimismo, honorable y de carrera intachable como persona y actor de la vida pública y legislativa.

Y por si fuera poco, Ricardo Monreal, uno de los actores más cercanos al presidente López Obrador mandó un mensaje al pueblo de Michoacán dando el espaldarazo a su compañero en el que ratificó en enorme potencial de Cristóbal Arias Solís.

En ese pequeño análisis no hay ninguna duda que el Senador de morena por Michoacán jugará su tercer intento por llegar al despacho de la admiración pública estatal. El retorno de Cristóbal se da bajo otras condiciones. Hoy en día es el puntero indiscutible por mucho. La inmensa mayoría de los michoacanos lo respaldan, prueba de ello se constató en los sondeos; y finalmente, recibió las señales del Lopezobradorismo de primer nivel.

Será Cristóbal Arias Solís el candidato de morena. No hay nada, prácticamente nada que detenga esa manifestación mayúscula.

Han dado señales de desesperación, aun, con ese lado perverso y ruin de una pedagogía proveniente de las tribus perredistas que quieren manchar su imagen y la de su familia. En el caso particular, eso paradójicamente fortaleció más el senador tal y como constatamos en la misma fase del 2018 cuando intentaron por todos los medios difamar al ahora presidente. Algo similar está pasando, no obstante, las provocaciones del BOA desde el interior son amorfas y sin fundamento, incluso, mezquinas.

No hay nada que detenga a Cristóbal Arias Solís rumbo al Solio de Ocampo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.