Un sacerdote fue condenado a 32 años y nueve meses de prisión por obligar a un menor a consumir bebidas alcohólicas para abusar sexualmente de él en Aguascalientes.

El sacerdote Flavio Ibarra Pedroza de 44 años de edad, quien era guía espiritual del niño, ejercía en el templo de María Reina de Todas las Familias en  la colonia Haciendas de Aguascalientes, lugar donde fue detenido.

De acuerdo a las investigaciones, el cura obligó en diversas ocasiones al menor a ingerir bebidas alcohólicas para después llevarlo al cine y realizarle tocamientos lascivos.

El clérigo fue detenido el pasado 4 de diciembre del 2018, por violencia sexual contra el menor desde el año 2013 hasta el 2017, cuando fue acusado por su víctima.

La Fiscalía informó que Ibarra Pedroza influía en el menor para que éste bebiera alcohol o cervezas durante la realización de la Feria Nacional de San Marcos y en su domicilio particular.

Luego de analizar los elementos de prueba y desahogar las diversas etapas procesales un Juez dictó 20 años 3 meses de prisión por el delito de violación, 8 años por el de corrupción de menores y 4 años 6 meses por atentados al pudor.

El sentenciado cumplirá su condena en el Centro de Readaptación Social para Varones, del estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.