Familiares, amigos y agentes policiales marcharon exigiendo justicia para los uniformados municipales que dieron muerte a Julio César Chagolla, “Julín”, ya que acusaron de que el proceso penal al que se enfrentan ha sido amañado con una clara inclinación hacia el occiso e inculpando a los agentes policiales implicados en el caso.

Fotografía 📸: Especial

Alejandra Hernández, hermana de uno de los policías implicados en el caso Julín, refirió que las dos audiencias en las que los elementos ya comparecieron, el juez de control, Jesús Alejandro Sosa Maya, fue imparcial, dándole razón al abogado del Challoga Salcedo e ignorando los argumentos de la defensa.

Fotografía 📸: Contraluz

Queremos hacer ver la imparcialidad con la que se ha presentado su proceso, (…) decidieron enfrentar el proceso para poder limpiar su nombre pero ya vimos que la justicia es imparcial; de nada les sirve a ellos buscar justicia si el juez ya va a estar inclinado a una sola de las partes.

La quejosa denunció que pese a que en las audiencias se demostró que Julio Chagolla estaba intoxicado con anfetaminas y marihuana, además de que portaba un arma punzo cortante y un teaser de electroshock, acompañado de una supuesta actitud agresiva, el juez determinó que estos elementos no tenían valía en el juicio.

En este sentido, Sergio Jacob, hermano del segundo policía implicado en el homicidio de Julio Chagolla, reiteró la falta de parcialidad por parte de juez de control y aseguró que la manifestación que se llevó a cabo, no buscan la libertad para sus familiares, sino justicia y transparencia en el proceso que enfrentan.

Fotografía 📸: Contraluz

El pasado 26 de agosto, los dos agentes municipales implicados con el caso Julin fueron llamados a comparecer a la Fiscalía Especializada en Homicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE), posterior a una primera toma de declaración fueron trasladados al cereso Mil Cumbres en la espera de la audiencia vinculatoria.

En la primera audiencia, llevada a cabo el 31 de agosto, en la sala 8 del Poder Judicial de Michoacán, los elementos identificados como Juan Manuel y Julio Arely, fueron vinculados a proceso, en tanto que la FGE pidió un plazo de cuatro meses para emitir un resolutivo mientras continúan las investigaciones.

Fotografías 📸: Contraluz

Julio César Chagolla Salcedo perdió la vida, el pasado 12 de agosto, al recibir tres impactos de bala, uno en tórax, otro en el brazo y un tercero en la mano, todos ellos emitidos por agentes de la policía de Morelia que atendían un supuesto reporte de robo.

La versión de los familIares de “Julin” señala que el joven sufría de problemas mentales relacionados con una fuerte depresión que padeció años atrás; detallaron que la noche de ese martes, Julio escapó de su vivienda en el Fraccionamiento Jardines del Toreo, al salir su familia había dado aviso a la guardia privada del asentamiento de buscar por él.

Fotografía 📸: Contraluz

Al ser localizado en un domicilio privado en la calle Ganadería del Rocío, el padre y el hermano de Julio acudieron al sitio a intentar tranquilizarlo, ya que presumen el joven enfrentaba una crisis de ansiedad al estar situado, momentos después agentes de la policía de Morelia arriban a la escena exigiéndole que saliera de la vivienda privada.

Los gritos y amenazas alteraron a Julio César, pese a que sus familiares les decían que esperaran a que ellos calmaran la situación, se dice que los policías continuaron a en la agresividad; al verse obligado a salir, el joven de 28 años corrió fuera del domicilio, donde fue interceptado con tres balazos, los cuales le dieron muerte frente a su padre y hermano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.