Dentro de las víctimas que la pandemia de COVID-19 ha dejado en México, el sector salud es uno de los que más se ha visto afectado, pues se trata del personal que se encuentra en el primer frente de la batalla y nuestro país registra el mayor número de trabajadores médicos fallecidos.

Amnistía Internacional publicó un informe en el que da a conocer que México es el primer lugar mundial con personal de salud fallecido por COVID-19.

Este estudio revela que hasta ahora van mil 320 muertes confirmadas por el SARS-CoV-2 entre trabajadores médicos, por encima de los mil 77 que registra Estados Unidos, los 649 de Reino Unido y los 634 de Brasil.

Steve Cockburn, director de justicia económica y social de Amnistía Internacional calificó de “una crisis de dimensiones alarmantes” el hecho de presentarse 7 mil defunciones en empleados de salud en todo el mundo durante la pandemia.

Cada empleado de salud tiene derecho a un trabajo seguro, y es escandaloso que haya tantos que estén pagando el precio más alto.

Luego de los seis meses que lleva la pandemia en México se han registrado 97 mil 632 enfermeros, doctores y otros empleados de hospitales en México diagnosticados con el virus, lo que significa el 17 por ciento del total de los casos en el país hasta la fecha.

De estos el 47 por ciento son enfermeros, el 27 son médicos y el 31 por ciento son trabajadores técnicos, asistentes y personal de limpieza y mantenimiento de hospitales y centros de salud.

Los trabajadores de la salud en México han hecho diferentes manifestaciones en todo el país desde que la emergencia sanitaria llegó, para exigir al Gobierno Federal que los abastezca del equipo de protección necesario para poder atender sin riesgos a los pacientes positivos de COVID-19.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.