Al eliminar moches a la administración municipal e inflación de precios en materiales y acciones de obra pública, el Ayuntamiento de Morelia ahorró 23 millones de pesos, que se destinarán a la realización de 15 nuevas construcciones en la ciudad, aseguró el secretario de Movilidad y Espacio Público, Antonio Godoy González Vélez.

En entrevista telefónica, reforzó lo ya expuesto por el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Michoacán, Antonio Mazier Contreras, quien reconoció, en días pasados, que las anteriores administraciones municipales pedían moches a las constructoras para entregarles una obra a realizar.

“Encontramos que había una desorganización de los precios unitarios del material, lo que se buscó fue que homologaran a un catálogo, para tener la certeza del costo unitario de acciones y costos que se hacen en una obra pública, (…) nosotros encontramos que había precios muy alzados y una cierta hegemonía en la contratación de empresas”, comentó.

El funcionario municipal resaltó que gracias a este control en las finanzas que se destinan a obra pública, tan solo en 2020 se han ahorrado 23 mdp, los cuales serán destinados para 15 obras de infraestructura como lo es la construcción de un pozo de agua en el Fraccionamiento Villas del Pedregal.

Antonio Godoy precisó que gracias a las licitaciones públicas de las construcciones que se han realizado en el municipio, más de 150 empresas morelianas han sido contratadas beneficiando la economía de la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.