La tarde del martes fue liberado el sujeto acusado de violar a dos niñas en el municipio de Altamira, Tamaulipas, supuestamente porque los padres se tardaron en presentar la denuncia y por falta de flagrancia.

El domingo por la noche, el hombre estuvo a punto de ser linchado por los vecinos del Fraccionamiento Olivos 2, tras descubrir que tenía en su teléfono celular fotografías y videos del abuso sexual contra sus vecinas: dos hermanitas de 4 y 8 años, hijas de una pareja sordomuda, que es su vecina.

Sin embargo, elementos de la policía municipal lo rescataron y el martes lo dejaron en libertad, pues supuestamente lo llevaron al Ministerio Público por faltas administrativas, y además no estaba cometiendo el delito cuando fue descubierto por los vecinos.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia, hay procedimientos que seguir: debido a que la familia de las víctimas se tardó en presentar la denuncia contra el presunto violador, se tuvo que solicitar ante un juez una orden de aprehensión, lo que lleva su tiempo, y por esta razón no se pudo tener más tiempo en prisión al acusado, pues se le estarían violando sus derechos.

Sin embargo, aseguró que está trabajando en el caso para evitar que el agresor se de a la fuga, aunque no confirmó si tiene algún tipo de vigilancia.

Los colonos que tuvieron acceso al celular del presunto agresor afirmaron que no sólo tenía contenido sexual de las hermanas, sino de otros niños del lugar, a quienes también habría violado, sin embargo, la Fiscalía no ha confirmado si existen otras denuncias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.