Antonio Mazier Contreras, líder de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) celebró que este sector se ha visto beneficiado ganando varias licitaciones por más de 20 obras públicas en la ciudad, reactivando la economía local.

Además reconoció que durante la administración de Raúl Morón Orozco no hay moches, a diferencia de las últimas administraciones que solicitaban a los constructores hasta el 15 por ciento del total del recurso licitado para la obra.

En este sentido expuso que no había asignaciones de obras sino había extorsión por parte de diferentes involucrados en la licitación de una obra pública, dentro del ayuntamiento de Morelia.

“No nos prestamos a esas cosas y ellos tampoco piden”.

Por ello celebró que actualmente continúen haciendo los procesos de licitación de obras de forma pública y transparente y con la oportunidad de que micro, pequeñas y medianas empresas participen para que el trabajo y el dinero se quede en la capital.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.