En los primeros días de septiembre se darán a conocer los planes de reestructuras de créditos que los bancos aplicarán a los clientes que se vieron afectados por la pandemia de Covid-19, informó el presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera.

“Estamos trabajando en esto y esperemos que para la primera semana de septiembre tengamos ya el planteamiento. Sí es importante que las personas sepan que acercarse a su banco es lo más valioso que pueden hacer para poder resolver cualquier situación que tengan. Se tiene que ver persona por persona porque no es el mismo efecto que está teniendo la economía ni en todas las regiones ni en todos los segmentos”, dijo.

En conferencia de prensa, el directivo dijo que las instituciones financieras están a la espera de las disposiciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que los bancos comiencen con una nueva etapa después de que aplicaron programas de diferimiento de pagos de créditos de 4 a 6 meses a partir de abril, los cuales empezaron a vencer en agosto pero se elevarán a partir de septiembre.

En ese sentido, dijo que entre los temas que se analizan con el regulador están los nuevos plazos, montos, registros en el Buró de Crédito, entre otros, con el objetivo de tener un impacto reducido en la morosidad ante el impacto económico de la pandemia de Covid-19.

Al cierre de julio, 9.2 millones de clientes de los bancos se apegaron a los programas de diferimiento de pago de créditos, equivalente a 25% de la cartera total de usuarios de los bancos por un monto superior al billón de pesos.

“Tendremos un acercamiento directo con cada uno de los acreditados y tendremos la flexibilidad y la facilidad de reestructurar para darle espacio a toda la gente que tenga posibilidad de recuperar su actividad económica o su ingreso”; explicó Niño de Rivera.

Sobre el tema, el vicepresidente de la ABM y también director general de BBVA México, Eduardo Osuna, dijo que existe voluntad de los clientes por retomar sus pagos y que en agosto ya se comenzaron a registrar los primeros acercamientos con clientes que se vieron afectados por la pandemia.

“Sí hay clientes que han logrado salir del bache que tuvieron, hay otros que estamos ya en pláticas con ellos porque tienen algún problema de ingreso y estamos discutiendo justamente. Esto nos ha permitido también un poco de sensibilidad, dijo Eduardo Osuna.

En el mismo sentido, el vicepresidente de ABM y director general de Bancoppel, Julio Carranza, comentó que más de la mitad de sus clientes están haciendo un esfuerzo importante por pagar sus créditos, además de que las instituciones financieras esperan que las autoridades regulatorias dispongan las medidas contables que han solicitado los bancos para aplicar las reestructuras a sus clientes.

“La banca tendrá diferentes opciones para para los clientes, en la medida en la que también las autoridades nos apoyen con las solicitudes que les estamos haciendo para los criterios contables especiales para estas estructuras”, dijo.

El presidente de la ABM dijo que el monto de reservas voluntarias dispuestas por los bancos para enfrentar el complicado escenario en los próximos meses, las cuales alcanzaron en junio 29 mil 400 millones de pesos al cierre del primer semestre del año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.