Una serie de fotografías tomadas en el estado de Hidalgo evidencian el daño que puede causar la realización de una simple fiesta en plena época de pandemia de covid-19.

Vale la pena recordar que, por el momento, y para evitar mayores contagios de la nueva cepa de coronavirus, están prohibidas las reuniones y concentraciones multitudinarias de personas. Algunos estados cuentan con normativas diferentes al respecto, pero coinciden en evitar este tipo de celebraciones.

Sin embargo, ciertos habitantes continúan sin acatar las medidas sanitarias, y a pesar de los crecientes números de contagios, realizan algunas reuniones. Por esta razón, lo que comenzó como una idea de alegría, puede terminar de forma trágica.

Para muestra, están tres imágenes tomadas desde el interior de una casa en Hidalgo. La cámara está colocada en la ventana que da al exterior de una casa, donde es posible ver a un grupo de personas quienes aparentemente rompen una piñata, en media calle, sin sana distancia, cerca de niños.

La segunda foto muestra una ambulancia estacionada, con las torretas encendidas y afuera de la misma casa donde ocurrió la fiesta de la imagen anterior. Supuestamente fue tomada algunos días después de la celebración.

La tercera fotografía muestra a la misma casa, con el zaguán abierto, mientras algunas personas cargan arreglos florales para un funeral y los colocan en automóviles.

Algunos seguidores de Twitter ubican un lapso de 15 días entre la fiesta, la llegada de los equipos de emergencia y la muerte de una persona.

Cabe resaltar que hasta el 12 de agosto, México reporta un acumulado de 498 mil 380 casos de contagios de coronavirus, de los cuales, 54 mil 666 personas han fallecido por complicaciones de la covid-19.

De acuerdo con la Secretaría de Salud federal, el estado de Hidalgo concentra 8 mil 148 contagios y mil 258 fallecidos debido a la pandemia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.