La semana pasada se suscitó una gran explosión en el puerto de Beirut, la cual dejó grandes estragos; sin embargo, se dio a conocer que el presidente de Líbano ya había sido advertido en el mes de julio sobre los peligrosos explosivos.

La explosión dejó más de 200 personas sin vida y miles de heridos, además de que destruyó gran parte de la ciudad, siendo así que ciudadanos se quedaron sin sus respectivos hogares.

No obstante, se dio a conocer recientemente que funcionarios de seguridad libaneses habían advertido tanto al primer ministro como al presidente del país que había alrededor de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut, lo cual representaba un riesgo de seguridad para la ciudadanía.

Reuters tuvo acceso a algunos documentos oficiales de seguridad de alto nivel, en donde se explicaba que esta cantidad podría explotar y destruir a la ciudad; dos semanas después se suscitó la masiva explosión.

La información con la advertencia fue escrita por la Dirección General de Seguridad del Estado y se le hizo llegar tanto al presidente libanés Michel Aoun como al primer ministro Hassan Diab, el pasado 20 de julio.

Asimismo, dentro de ésta se especificó que se había hecho una investigación judicial desde el mes de enero, donde se concluyó que los explosivos debían ser asegurados de forma inmediata ya que ponían en riesgo la vida de las personas.

Existía el peligro de que este material, en caso de ser robado, pudiera usarse en un ataque terrorista

Por otra parte, un alto funcionario de seguridad mencionó a la agencia ya mencionada que se advirtió sobre los resultados que podría generar la explosión, mas aseguró que las autoridades se negaron a atender el caso.

En estos días, cientos de manifestantes se han reunido en diversas partes de la ciudad para pedir justicia por el mal manejo de estos explosivos y las consecuencias que estos generaron en la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.