En México, los embarazos adolescentes, además de afectar el desarrollo profesional de las menores, tienen un impacto económico de casi 63 mil millones de pesos por el gasto que implica cada embarazo, así como los ingresos y empleos que pierden las mujeres por convertirse en madre a una corta edad.

Así como una pérdida de ingresos fiscales por más de 11 mil millones de pesos.

Ambas cifras fueron presentadas este jueves por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), como parte de su informe sobre el impacto económico del embarazo adolescente.

De acuerdo con el documento, por número de embarazos adolescentes, la región de América Latina y el Caribe solo está por debajo de algunas regiones de África que encabezan la lista.

Tan solo en 2018, México registró 70.6 embarazos por cada mil mujeres adolescentes.

Al presentar el informe, Arie Hoekman, representante del Fondo de Población de la ONU en México, señaló que el embarazo adolescente propicia en un gran número de casos que las menores de edad abandonen la escuela, pierdan la oportunidad de conseguir un buen empleo y tengan altas probabilidades de mantenerse en una situación de pobreza.

Impacto económico

Según el informe de la UNFPA, México pierde anualmente $62,975,418,700 en costos socioeconómicos y $11,265,042,910 por ingresos fiscales por los embarazos fiscales.

En tanto, el costo en la actividad laboral es de $3,021,629,469. Esto se refiere a los ingresos que pierden las mujeres al no poder conseguir mejores empleos.

El informe revela que el ingreso del 46.6% de las mujeres con embarazo adolescente es de entre 40 y 50 mil pesos anuales; mientras que el 68.2% de las mujeres que se convirtieron en madres hasta la edad adulta perciben casi 70 mil pesos anuales. La brecha salarial entre ambos grupos es de $59,809,921,131.

El informe también analizó las pérdidas por el abandono escolar en una etapa adolescente a consecuencia de un embarazo.

Solo el 6.68% de las mujeres que fueron madres adolescentes lograron estudiar una carrera o posgrado, a diferencia del 22.18% de las mujeres que fueron madres en edad adulta.

Anualmente, el abandono y rezago educativo propician un pérdida anual para el país de $30,908,850,716.

Cuánto cuestan los embarazos adolescentes

De acuerdo con el informe, cada año los servicios públicos de Salud gastan $5,884,524,506 para atender embarazos y partos adolescentes.

Y el gasto anual en hospitales particulares por parte de las familias que prefieren pagar por la atención del parto es de $1,806,549,489.

Arie Hoekman señala que estas cantidades millonarias podrían invertirse mejor en la prevención del embarazo o en otros rubros que igualmente beneficien a las y los adolescentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.