Terapia online

El análisis del psicoterapeuta Armando Arredondo ✍🏻

0
512

La psicoterapia online ha sido una modalidad que ha tomado más fuerza a lo largo de los años, según E-Theraphy: History and Survey. Melatoia (Consultado en 2016) ha recibido diferentes nombres como: “Telemedicina” (aunque en realidad es una rama de la telemedicina). O también “terapia virtual”, “teleterapia”, “orientación electrónica”, y “ciber-orientación” – ha ganado popularidad en las últimas décadas. El primer servicio de salud mental online que existió de manera oficial fue en la Universidad de Cornell. Con el proyecto de 1986: “Ask Uncle Ezra” (Literalmente: “Pregúntale al Tío Ezra). Como “el primer servicio de ayuda en línea” el tío Ezra, se creó originalmente sólo para los estudiantes matriculados en la Universidad. Los estudiantes podrían hacer cualquier pregunta con total anonimato.

Hoy en tiempos de Pandemia como lo es COVID-19 la psicoterapia online ha tomado mucha fuerza y así mismo responsabilidades, hay quienes prefieren más la terapia presencial que la terapia online y está bien no se trata de entrar en la polémica de ver cual es mejor porque lo más importante es la atención de la salud mental en la modalidad que mejor le acomode al paciente.

Según Gratzer, D. y Khalid-Khan, F. (2016). Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. CMAJ, 188(4) pp. 263 – 272 refiere que en el caso de la terapia online no hace falta desplazamiento, el canal de comunicación es distinto, la terapia online ofrece un espacio que resulta familiar para el paciente, la psicoterapia online ofrece un extra de anonimato y discreción, en el formato online hay mayor accesibilidad al apoyo psicológico. Señalando además que la terapia online y la terapia presencial tienen características similares: tienen un nivel de eficacia equiparable, no siempre, pero la mayoría de los casos los profesionales que dan el servicio son psicólogos acreditados, son servicios que requieren cita previa, su duración es la misma.

Como en todas las profesiones siempre hay charlatanes que se hacen pasar por expertos en la psicología y no tienen las acreditaciones necesarias por eso mismo es muy importante que tengamos en cuenta los siguientes aspectos que Considerations for the provition of E-therapy. U.S. Department of Health and Human Services. (2009) y Terapia “online” contra la depresión. Miguel Ruiz. (2016) recomienda tengamos en cuenta antes de ir a TERAPIA ONLINE:

1.- Asegúrate de que el terapeuta tenga una licencia para practicar. Con el fin de hacer esto, necesitarás el nombre completo del terapeuta, país y estado. Y las credenciales (por ejemplo, doctorado en psicología clínica, MD (para psiquiatría), título de trabajador social clínico, y así sucesivamente). ¡Si no estás seguro de lo que debes encontrar, una rápida búsqueda en Google debería ayudar! Los terapeutas más calificados tendrán al menos un título de maestría en un campo de salud mental. Puedes verificar la licencia poniéndote en contacto con el departamento responsable de la licencia en la ubicación del terapeuta (país o estado).

2.- Consulta el sitio web del terapeuta (si tiene uno). Un sitio web te puede dar una idea de la terapeuta. Y debe decirte algo sobre su experiencia, enfoque de tratamiento y filosofía, así como experiencia y áreas de especialización. Puedes consultar redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram que son de las más usadas.

3.- Asegúrate de que tu terapeuta tiene las habilidades técnicas para comunicarse contigo sin problemas.

4.- Pregunta a tu terapeuta acerca de la seguridad, la confidencialidad y la privacidad. Si sus respuestas son vagas, indiferentes, o si te provocan una señal de alerta por alguna razón. Probablemente es mejor continuar tu búsqueda con un terapeuta diferente.

5.- Pregunta al terapeuta si practica sólo online, o también trabaja de manera presencial. Como regla general, más deseable encontrar un terapeuta que haga las dos cosas y no solo trabaje en línea.

6.- Aclara los honorarios y las expectativas y políticas de pago, que se puede hacer si necesitas cancelar o reprogramar una cita. Por ejemplo, si se cancela a última hora ¿aún se requiere el pago? Y cualquier otra cuestión relativa que te preocupe.

Recuerda siempre que la atención de la salud mental requiere profesionales que tengan experiencia y estén certificados para que puedan ofrecerte atención de calidad y superes cualquier tipo de adversidad y/o conflicto que se presente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.