En la comunidad de Mariano Escobedo, a unos 7 kilómetros de Cuitzeo se encuentra una lonja pesquera, aquí una población estimada de 3500 habitantes donde su mayoría se dedican desde pequeños a la pesca, sin embargo, las temporadas de estiaje y la sobre explotación del lago han provocado que estos decidan mudarse a Guanajuato.

En 2015 autoridades estatales y federales inauguraron un centro de recolección, limpieza, corte y empaquetado de los pescados para su posterior comercialización e incluso importación pero todo quedó ahí, nadie puede obtener acceso a las instalaciones denuncian los pescadores.

A través de un canal, los pescadores van conduciendo sus lanchas entre el lodo con palos de madera largas, como si fuesen trajineras, esto debido al bajo nivel del agua en el Lago de Cuitzeo.

Fotografía: Contraluz

Desde que se circula por la carretera Morelia-Salamanca, sorprende la imagen pues lo que alguna vez era un espejo de agua gigante ahora luce como un llano desértico, incluso algunos conductores buscan tomar fotografía de ello; cuando más te acercas más fuerte es el olor a fango y algunos animales de ganado en medio del lugar hacen más dramático el asunto.

Los lugareños culpan a algunos actores políticos ya que aseguran están saqueando el lago para vender el agua a constructoras, mientras que otros dicen que se llevan la misma por tuberías para ser utilizadas en el campo, lo cierto es que el olor en la orilla no es nada agradable.

Los peces que fueron capturados lucen pequeños y responden que efectivamente su tamaño reducido se debe a que solo pueden sobrevivir en pequeños charcos de máximo 20 centímetros de altura, algunos otros no son para consumo humano y se procesan para darlo como nutrientes al ganado; todos sin excepción tienen manchas de lodo por el mismo motivo.

Fotografía: Contraluz

Una mujer se acerca a comprar un poco de los pescados llamados panzones que secará y dará a sus animales pero al vernos muestra su molestia a sus autoridades “solo vienen cuando son campañas y ocupan de nosotros por eso cuando están aquí no les creo nada”, remata contando que en su infancia el agua era cristalina, todo lo contrario a la actualidad y cuestiona que le dejara a sus nietos.

El final estimado de esta temporada de estiaje se ha retrasado porqué las lluvias también se han retardado, sin embargo, algunos expertos en la materia dicen que a finales de septiembre los mantos acuíferos en el estado se estarán recuperando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.