La vecina del barrio Guadalupe en la ciudad argentina de Santa Fe, dijo que toda su vida ha ayudado a sus vecinos cuando estos necesitaban algo, sin embargo, al inicio de la cuarentena en marzo fue cuando ‘envenenaron’ a un perro y un gato lanzando la comida al patio, dado que sus mascotas permanecían en casa y nunca salían a la calle.

“Uno estudia para hacer un bien, es muy doloroso lo que hicieron por ignorancia, por maldad. Nuestros animales eran nuestra vida”

Una enfermera denunció la muerte de sus mascotas por consumir carne con vidrios, esto luego de que encontrara un cartel afuera de su casa pidiéndole que se fuera a 8 o 9 días del inicio de la cuarentena en Argentina.

Daniela narró en entrevista con Aire de Santa Fe que ha trabajado en un centro de salud privado como enfermera paliativista en la atención de pacientes con coronavirus, afirmando que es consciente de que ninguna de las personas que estuvieron bajo su cuidado tenía en mente enfermarse.

Su hijo de 23 años fue quien le avisó sobre la situación con ambos animales; la perra ‘Gavita’ de 16 años falleció en casa, pero el gato todavía sobrevivió día y medio en el veterinario: “le destrozaron los intestinos”. Sólo sobrevivió ‘Junior’ porque al ser un animal anciano no salía al patio.

A pesar de la mala experiencia, Daniela dijo que busca adoptar un compañero para ‘Junior’, la única mascota que sobrevivió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.