Crítica de cine: JAPÓN SE HUNDE 2020: Masaki Yuasa pone a prueba la resiliencia.

La crítica de Gaby Recillas ✍🏻

0
1847

“Japón se hunde”, (Japan Sinks 2020) la serie en Netflix que impacta capítulo tras capítulo, poniendo a prueba la resistencia de una familia ante desastres naturales deja un interesante final de primera temporada.

¿De qué se trata?

En un día común, la vida de muchos ciudadanos y de la familia Muto se ponen en estado intermitente cuando inesperadamente comienza lo que sería su peor pesadilla, un fuerte terremoto causa explosiones y derrumbes pero, como si esto fuera poco, todo empeora cuando los sobrevivientes se enteran que el archipiélago japonés empezó a hundirse en el océano Pacífico. Esto es lamentablemente confirmado por un video de YouTube, en el que se ve la desaparición de la isla de Okinawa.

Ayumo una joven que practica de atletismo se ve afectada al perder a sus compañeras tras la fuerte magnitud; al mismo tiempo su padre, Koichiro, trabajaba en la construcción de un estadio; el avión donde viajaba su madre, Mari, se preparaba para aterrizar, y su hermano menor, Go, estaba en casa enfocado en sus videojuegos.

Fotografía 📸: Especial

¿Por qué ver esta serie?

Cinéfilos y cinéfilas, esta serie inspirada en la novela de Sakyo Komatsu de 1973, es ahora llevada a la pantalla de las plataformas por el Director Masaaki Yuasa donde cada capítulo pone a prueba la fuerza, resistencia de esta familia de sobrevivientes ante tal suceso.

Es una serie de 10 capítulos en la primera temporada de duración entre 25-26 minutos cada uno.

Particularmente, creo que tienen esa duración ya que el contenido es bastante fuerte para el espectador, los temas que se abordan en cada uno más alla de las catástrofes, son temas subidos de tono, tocan la moral de los personajes y eso crea una reacción en quien ve la serie por vez primera pensando en cuestiones como ¿qué hubiera hecho yo? ¿por qué de tal forma? O bien, ¿por qué es así x o y personaje?

Entre otros temas que aborda la serie se encuentran: la conspiración, tragedia (por los desastres), familia, resiliencia, solidaridad, moral, violencia y supervivencia.

Fotografía 📸: Especial
¿Qué pensar de los personajes en esta serie?

Ante los temas que se trastocan con la serie, los personajes presentan conductas y actitudes que dejan entrever la personalidad de cada uno y cómo afrontan las circunstancias que se suscitan frecuentemente en la serie.

El comportamiento de los integrantes de la Familia Muto y de los personajes (amigos o enemigos) que van haciendo en el trayecto tienen variables que dependerán desde su forma de ver el caos (ya sea como dolor u oportunidad de cambio o por mera supervivencia) también las intenciones de cada personaje, pues habrá quienes muestren violencia y satisfacción de intereses y placeres propios.

La desesperación que muestran los más jóvenes ante lo que no pueden controlar como Ayumo y Go, ante lo incierto; y por otro lado la calma, el razonamiento o asertividad por los padres  (Koichiro y Mari) quienes guían a sus hijos y demás acompañantes de un nuevo destino a ver el caos de diferente forma y encontrar algunas cosas buenas o maravillas cuando todo es realmente un desastre.

La narrativa es por momentos esperanzadora y en otros, vuelve el caos, tragedia y lo impensable…

Sí, la serie tiene altos y bajos. Es un sube y baja en emociones, en los acontecimientos que muestra episodio tras episodio, que si bien, pueden ser vistos desde por el espectador como un reto más para los Muto, o bien, como su final.

Me gusta que la línea narrativa que presenta, ya que permite conocer incluso las memorias, pensamientos de los personajes involucrados previos al terremoto, quizá, así justifican sus acciones pero no todo puede estar moralmente bien.

La serie tiene un tono sombrío o crudo de la realidad, de catástrofes y de que el humano puede dejar de serlo con tal de sobrevivir a toda costa.

Japón se hunde es una serie más realista (en algunos puntos que aborda) y enseña también que no se puede perder de vista el quiénes somos, pese a las situaciones inesperadas que ocurren en la vida.

Aplica bien metáforas como “no existe la felicidad sin la tristeza”, “éxito sin derrota” o “lucha sin esfuerzo”, son terceras ideas que arroja la serie como pinceladas en cada episodio donde todo lo malo también se hace presente.

Hasta el momento estos 10 capítulos son intrigantes, atrapan al espectador desde su inicio y lo deja enganchado por los personajes que aparecen y por sus formas de actuar, ya sea groseramente, o siendo positivos y a veces, conociendo que no todo el mundo tiene ganas de ayudar sino solo de servirse a sí mismos o ganar a costa de otros. 

Fotografía 📸: Especial

¿Entonces es recomendable?

Por supuesto, creo que deja mucho de qué hablar y la animación es genial. Todo junto es un combo digerible, corta duración para tanto caos, bien contada y atrapante. Una mezcla bien lograda por parte de Masaaki Yuasa.

Tintes de realidad y un toque de ficción son los condimentos perfectos para atrapar a quien guste del anime y de una serie un tanto bizarra por la temática, pero que dejan con la boca abierta a todo quien se expone a ella.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.