En el marco del Día del Padre, el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo hace un llamado a las y los michoacanos a demostrar amor y cuidado a los papás, sin salir de casa y evitar reuniones para celebrar, debido a que junio representa el momento más crítico de la epidemia por COVID-19.

El estar lejos no hará menos importante este día, al contrario, será una forma de demostrar cuánto queremos a nuestros padre.

Ante la crisis sanitaria, que ha provocado un total de 355 muertes y 4 mil 396 contagios en Michoacán, de los cuales mil 300 se registraron en las últimas dos semanas, el mandatario estatal pidió a la población no rendirse ni bajar la guardia.

No es mentira: la gente se está muriendo de coronavirus. A título personal quiero pedirles que contengamos las ganas de celebrar a nuestros papás y nos mantengamos conscientes del peligro que representa reunirnos.

Aureoles Conejo precisó además que muchos de los papás seguramente pertenecen al grupo más vulnerable contra el COVID-19, aquellos hombres mayores de 60 años, con alguna complicación respiratoria o cardiológica, por lo que son en quienes hay que pensar y a quienes debemos de cuidar.

Aprendamos a demostrar nuestro cariño cuidando a quienes más queremos. Ya tendremos tiempo después para comer rico en familia, un mole o un aporreado, o para escuchar música juntos.

Silvano Aureoles recomendó a la población desinfectar cualquier regalo que vayan a enviar, extremar la limpieza, mantener el uso de cubrebocas y tener presentes las medidas de distanciamiento.

Este domingo honraremos con alegría a nuestros padres. Hagamos caso, transformemos las ganas de vernos en amor y cuidado, qué padre es cuidar y festejar a papá a la distancia, para que el próximo año podamos celebrar juntos y con salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.