El miércoles pasado falleció el presbítero Carlos López Aceves, víctima de COVID-19 mismo que oficiaba misa en la parroquia del Señor del Rescate en la colonia Lomas del Valle.

Este día el ayuntamiento de Morelia acudió hasta el templo para sanitizarlo ya que ahí López Aceves estuvo laborando aún cuando tenía la enfermedad, por lo que ahora la colonia y los fieles que acudieron a misa están en riesgo, toda vez que ni el centro religioso ni los ciudadanos atendieron las medidas sanitarias que prohibían la apertura de este tipo de lugares por congregar a muchas personas.

El lugar y las calles de los alrededores fueron sanitizadas por dos brigadas que rociaron una solución a base de hipoclorito de sodio para desinfectar las bancas, paredes, el altar, sagrario, los retablos, confesionarios y las oficinas administrativas de la parroquia para evitar que se continúe propagando entre los vecinos el SARS-Cov-2.

Además vecinos revelaron a este medio de comunicación que la iglesia en ningún momento cerro sus puertas y continuaron las misas con normalidad, a pesar de las recomendaciones sanitarias.

Aunado a ello una vecina quien prefiere mantener su identidad reservada expuso que hace aproximadamente 15 días una adulta mayor falleció a causa de esta enfermedad por lo que podría confirmarse que existe un brote en Lomas del Valle en Morelia.

Por ahora la iglesia continúa de puertas abiertas y los vecinos aún acuden sin importar lo sucedido, además de que los administradores no cierran las puertas y continúan dejando abierto el espacio para que cualquiera entre durante el día, sin tomar la temperatura, utilizar tapetes sanitizantes o garantizar la sana distancia o el uso obligatorio de cubrebocas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.