Lucía Moreno, madre de Fátima P. M, una joven de 18 años de edad  que desapareció el 2 de abril en el municipio de Tuxtepec Oaxaca, confirmó que el  cuerpo de su hija  fue hallado  sin vida con signos de tortura y violencia extrema en una fosa clandestina, ubicada en las inmediaciones del fraccionamiento “Los Álamos” de esa ciudad ubicada en la cuenca del Papaloapan.

La madre de la joven explicó que el hallazgo de su hija se dio después de que fuera detenido Omar Benítez G, por las autoridades de justicia como presunto culpable de la desaparición de otra joven de nombre Casandra R. S. ocurrido el 6 de mayo y que confesó que asesinó a Fatima.

“Mi hija desapareció luego de que un hombre llamado “Julio Pulido” la contactó por redes sociales, supuestamente ofreciéndole empleo y la citó en un sitio, ella fue y nunca más apareció, ahora las autoridades nos dicen que la han encontrado sin vida”.

Al igual que Fátima, los familiares de Casandra y de otra joven llamada Itzel González informaron que también en esa misma modalidad fue desaparecida, supuestamente le darían empleo y hasta el momento tampoco se sabe donde está.

Doña Lucía exigió justicia y todo el peso de la ley, pues su hija según datos que le proporcionaron fue torturada y además marcada con hierro caliente en su cuerpo.

Explicó que personal de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) le informó que se encuentran realizando las diligencias necesarias para entregarle el cuerpo de su hija y darle santa sepultura.

“Los antropólogos de la Fiscalía realizan la recolección de restos de la fosa clandestina, hasta el momento no hay fecha para poder sepultar a mi hija, quién solo salió a buscar empleo y darle un sustento a sus dos hijitos, ella solo buscaba eso, no era una mala persona”.

Juan González, padre de Itzel desaparecida el 14 de abril, manifestó que a dos meses de la desaparición de su hija, no se sabe nada, parecería que “la tierra la hubiera tragado”, por lo que la angustia es la constante en sus vidas.

Dijo que a pesar de que las autoridades de justicia dieron con un presunto responsable, hasta el momento en las dos audiencias que se han llevado a cabo, la persona no ha querido informar nada, por lo que la investigación sigue lenta.

“Pedimos que se refuerce la vigilancia en la zona, no es posible que nuestra jovencitas estén desparecidas, me duele mucho lo que ha pasado con mi hija, no sé nada de ella, la hemos buscado de forma independiente, pero hasta la fecha no da luz de que podamos hallarla, confío que esta viva y por eso es la exigencia de una búsqueda mayor para que aparezca pronto”.

Las autoridades de la FGEO en una misiva informaron que el pasado viernes se realizó operativo de búsqueda de personas reportadas como desaparecidas y no localizadas, en la región de la Cuenca del Papaloapan.

Luego de llevarse a cabo la búsqueda asentada en la carpeta de investigación 15337/FCUE /TUXTEPEC /2020, se logró localizar el cuerpo de una persona –cuya identidad está por determinarse con base a resultados de pruebas de genética y laboratorio del Instituto de Servicios Periciales- así como restos óseos y una motocicleta.

Cabe mencionar que al inicio de la cuarentena, comenzaron las desapariciones de jóvenes en esta ciudad, la primera fue una estudiante de enfermería de la Universidad del Papaloapan que después de varios días apareció con vida pero con severos daños físicos y sicológicos, posteriormente el 9 de abril, otra mujer de 35 años y de nombre Isabel, desapareció y fue hallada sin vida y con signos de tortura dos días después .

La tercera joven de nombre Itzel, también estudiante de enfermería de la Universidad del Papaloapan desde el 14 de abril, no se sabe nada de su ubicación.

De Casandra, la ultima joven desaparecida el 6 de mayo, se sabe que es madre de dos hijas, una de 2 y 4 años y sus familiares señalaron que estaba emocionada por el empleo, debido a que es la que aporta el ingreso familiar.

La región de la cuenca del Papaloapan esta catalogada como la más peligrosa del estado, según reportes de la organización feminista GES Mujer, hasta el momento han sido asesinadas 68 mujeres en esa región oaxaqueña en lo que va de la administración de Alejandro Murat Hinojosa y 7 feminicidios en este 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.