El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que tiene diferencias con Enrique Alfaro, Gobernador de Jalisco, pero que él es el Jefe del Estado mexicano, no de un grupo o de partido.

“No me meto en cuestiones partidistas por respeto a la investidura presidencial”, dijo López Obrador. Pero rechazó que el Gobierno federal vaya intervenir en el caso que desató protestas ayer, para no ser malinterpretado. “Nos hacemos a un lado. No es la primera vez que tenemos diferencias [con Alfaro] y no respondemos. Somos respetuosos de la independencia y la soberanía de las autoridades locales”, dijo.

“No me meto en cuestiones partidistas por respeto a la investidura presidencial”, dijo López Obrador. Pero rechazó que el Gobierno federal vaya intervenir en el caso que desató protestas ayer, para no ser malinterpretado. “Nos hacemos a un lado. No es la primera vez que tenemos diferencias [con Alfaro] y no respondemos. Somos respetuosos de la independencia y la soberanía de las autoridades locales”, dijo.

Anoche, Alfaro Ramírez pidió que López Obrador le diga a los miembros de su partido que midan “el daño que están haciendo”, y aseguró que las manifestaciones violentas que ocurrieron ayer en Jalisco fueron orquestadas desde los sótanos del poder en la Ciudad de México.

López Obrador también advirtió, ante la insistencia de los reporteros: “No tiro la piedra y escondo la mano. Si el Gobernador tiene pruebas que las dé a conocer”.

La noche de ayer, Alfaro insistió: “Detrás de todo lo que está sucediendo en Jalisco hay intereses muy precisos y puntuales, construidos desde la Ciudad de México, desde los sótanos del poder, que lo que buscan es dañar a Jalisco, no a su Gobierno, lastimar al estado en un momento difícil como el que vivimos en una emergencia sanitaria”.

Las movilizaciones y enfrentamientos se dieron por el asesinato de Giovanni López, un albañil de 30 años de edad que murió tras ser detenido violentamente por policías municipales en Jalisco el pasado 4 de mayo. Las redes sociales se inundaron en las últimas horas de mensajes condenando los hechos, sucedidos hace un mes, con la etiqueta #JusticiaParaGiovanni.

El Jefe del Ejecutivo federal reiteró esta mañana, en conferencia desde Villahermosa, Tabasco, que él no tiene “ningún propósito de afectar a autoridades locales”.

Reiteró que las investigaciones por los hechos violentos registrados ayer en la manifestación deberán correr a cargo de las autoridades de Jalisco, no desde la competencia federal, pero dijo que si la Fiscalía General de la República o la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tienen elementos podrán iniciar investigaciones.

“No vamos a dar motivo para especular que tenemos interés de perjudicar al Gobierno de Jalisco, no vamos a caer en ese juego, no es la primera vez que se tienen diferencias y no respondemos, para que haya pleito se necesitan dos y no queremos pelearnos, somos respetuosos de la soberanía que tienen los gobiernos de los estados. No tenemos interés de enfrentarnos con ningún Gobernador”, reiteró.

Al menos 26 detenidos y dos patrullas incendiadas dejaron este jueves las protestas y fuertes disturbios en la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste) en repudio por la muerte de un joven que había sido detenido por la Policía supuestamente por no usar tapabocas en medio la pandemia.

Con pancartas con leyendas “Giovanni no murió, lo mataron”, “Gobierno asesino”, cientos de manifestantes se reunieron en el centro de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, forzando su entrada a la sede del Gobierno estatal con gritos de “¡asesinos, asesinos!”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.