Poco más de una docena de conductores de diferentes aplicaciones móviles de servicio de comida se manifestaron en el Centro Histórico de Morelia, como parte el Paro Internacional de Repartidores, que se efectuó a manera internacional en al menos siete países.

José Suárez, repartidor de Uber Eats, explicó que esta actividad se realiza con la finalidad de mejorar las condiciones en las que laboran los trabajadores de los servicios de entrega a domicilio.

En el nivel local, algunas de las peticiones de los trabajadores de este servicio son acceder a seguridad social, viajes mejores pagados, atención digna y profesional del soporte técnico de las aplicaciones, más filtros para las cuentas de los comensales, limitación de la zona de los pedidos, sobre todo nocturnos y que el tiempo de espera sea pagado o regulado.

La manifestación de los mismos comenzó alrededor de las 14 horas en el Jardín de las Rosas para trasladarse a la Avenida Madero, frente a la Catedral donde están próximos a retirarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.