Hoy los diputados del Congreso de Michoacán aprobaron una reforma a la Ley de Transito y Vialidad del estado por iniciativa de Mayela Salas Sáenz de Morena donde entre otras cosas, se obliga a los transportistas a respetar las paradas establecidas y a no manejar bajo los efectos del alcohol y sustancias tóxicas.

Lo anterior luego de reformar las fracciones VI y XII del artículo 15 y el 53 de la mencionada ley donde señala que ahora los choferes están obligados a utilizar exclusivamente las paradas autorizadas para el ascenso y descenso de los usuarios; tampoco podrán conducir en estado de ebriedad, bajo los efectos de sustancias tóxicas, psicotrópicos, estupefacientes o en estados emocionales que alteren sus funciones.

Además los choferes del transporte público de Michoacán deberán implementar cursos permanentes de prevención de accidentes viales y cultura vial.

Por otro lado se debe determinar bajo previo acuerdo con las autoridades competentes, las rutas de acceso y paso de vehículos del servicio público en sus distintas modalidades, así como el ascenso y descenso de los usuarios en paradas establecidas exclusivamente autorizadas, del transporte de pasajeros, urbano, suburbanos, foráneos y de carga; de conformidad a los itinerarios establecidos.

También en esta ley se contempla obligar a los ayuntamientos a realizar los estudios necesarios sobre tránsito de peatones y vehículos, para así lograr una mejor utilización de las vías públicas y de los medios de transporte público en sus distintas modalidades, para que conduzcan de manera más eficaz privilegiando la protección de la vida humana, seguridad, comodidad, movilidad y fluidez de la vialidad de acuerdo a las disposiciones internacionales, federales y estatales que existan en la materia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.