Antes de solicitar a la federación el reembolso de recursos destinados a la atención del COVID-19, Silvano Aureoles  debe transparentar y justificar de manera puntual los gastos durante la emergencia sanitaria, afirma el diputado

Antes de exigir al Gobierno de México un reembolso de recursos gastados durante la emergencia sanitaria por coronavirus, la administración que encabeza Silvano Aureoles debe transparentar ante el Congreso del Estado el ejercicio del presupuesto en el sector salud, e informar de qué manera se modificará el paquete económico del estado para el presente año, señaló el diputado Alfredo Ramírez Bedolla.

Queremos pensar que si el gobernador ha dicho de manera precisa que se le deben reembolsar mil 700 millones de pesos destinados para hacer frente a la pandemia, es porque tiene un informe puntual de gastos que puede dar a conocer públicamente a la mayor brevedad para disipar especulaciones, y demostrar que su demanda a la federación está plenamente fundamentada, reiteró el diputado de Morena.

Alfredo Ramírez recordó que a la Secretaría de Salud en Michoacán se le autorizó un presupuesto de 4 mil 213 millones de pesos para ser ejercido este año, al que se suman recursos federales procedentes de otros esquemas como los 3 mil 238 millones de pesos del Régimen Estatal de Protección Social en Salud que se tenían previstos para este año, o los más de 138 millones derivados del convenio para el Fortalecimiento de Acciones de Salud Pública en las Entidades Federativas, entre otras fuentes de subsidio.

La pandemia de coronavirus no es un problema exclusivo del gobierno federal, añadió el legislador, por lo que los sistemas públicos de salud estatales no se pueden deslindar de su responsabilidad de atender a la población, ya que cuentan con recursos materiales, financieros y humanos para hacerlo; “la emergencia sanitaria se debe enfrentar con colaboración y corresponsabilidad entre todos los órdenes y niveles de gobierno”, recalcó.

Alfredo Ramírez Bedolla hizo un llamado al Ejecutivo del estado a trabajar en coordinación con el Congreso del Estado para llevar a cabo la reasignación presupuestal necesaria para amortiguar el impacto de la emergencia sanitaria, y analizar las modificaciones a la Ley de Ingresos a partir de la aplicación de subsidios a impuestos estatales.

No permitamos la opacidad en el gasto de los recursos públicos, y sobre todo, se debe evitar la tentación de inflar costos, inventar gastos o tratar de crear fondos para uso electoral, concluyó Ramírez Bedolla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.