Más de 100 personas han muerto en los últimos días, en diversos estados del país por beber alcohol adulterado pese a las medidas de restricción impuestas en algunos lugares por la pandemia del COVID-19.

El estado con más casos es Puebla, donde hasta este jueves suman 54 personas intoxicadas, de las cuales 42 murieron y 12 se encuentran graves.

En un comunicado el gobierno estatal que los fallecimientos se registraron en los municipios de Chiconcuautla; Chignahuapan; Xochitlán Todos Santos; Zacatlán, y Huaquechula.

Como parte de las investigaciones, el gobierno poblano decomisó de más de 200 litros del alcohol presuntamente adulterado, además clausurar los lugares donde se vendía.

En Puebla, a finales de abril, el gobernador Miguel Barbosa anunció que prohibiría la venta de alcohol en toda la entidad por la pandemia del COVID-19.

La medida se aplicó para la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la calle, restaurantes, tiendas y establecimientos.

Jalisco

Sumando los decesos, en esta entidad se han registrado 97 personas afectadas, según la Dirección General de Promoción y Prevención de la Salud.

De acuerdo con las autoridades estatales, en los municipios del sur de Jalisco se han contabilizado 81 personas intoxicadas, 15 en Ajijic y uno en Tlajomulco.

Mientras que de los 38 decesos, 29 fueron en la zona de Tamazula y 9 en Ajijic.

Al momento 8 personas se encuentran hospitalizadas.

Morelos

En los municipios de Axochiapan y Jonacatepec, Morelos, suman al menos 23 personas fallecidas por el consumo de alcohol adulterado.

En este caso, la Fiscalía de Morelos trabaja con su similar de Puebla para determinar si el producto adulterado procede de dicha entidad.

También se realizó un cateo a un inmueble en el Barrio San Francisco, del municipio de Jonacatepec, donde fueron aseguradas garrafas de plástico con capacidad de 19 litros.

Yucatán

El pasado martes se reportó la muerte de al menos siete personas y cinco en estado grave por consumir alcohol adulterado, en el municipio de Acanceh, Yucatán.

Según las autoridades sanitarias, las víctimas se sintieron mal luego de ingerir un licor adulterado que compraron pese a que el gobierno estatal decretó Ley Seca por la emergencia sanitaria del COVID-19.

Las personas intoxicadas presentan ceguera, vómitos, secreción de espuma por la boca y malestar estomacal.

Según informes de la policía local, el alcohol adulterado proviene de la cabecera municipal y es distribuido en tiendas o a domicilio.

Al momento un hombre fue detenido por su probable responsabilidad en la distribución del alcohol y trasladado a la sede de la Fiscalía General estatal, en la ciudad de Mérida.

¿Cómo identificar alcohol adulterado?

Una de las medidas para identificar alcohol adulterado es voltear la botella, regresarla a su posición original y notar como suben burbujas.

“Si se ven partículas que caen, se trata de un producto que no fue elaborado con suficiente calidad e higiene”, refirió.

La etiqueta debe estar fija y no despegarse fácilmente, contener marca comercial, así como la leyenda precautoria “El abuso en el consumo de este producto es nocivo para la salud”.

También debe tener el nombre o razón social del productor o importados, nombre o denominación genérica si se trata de tequila, mezcal, vodka, brandy, entre otros.

Así como presentar el domicilio fiscal, país de origen, número de lote, fecha de consumo preferente y cantidad, así como las advertencias “prohibido el consumo en mujeres embarazadas”; “si bebe, no conduzca” y “prohibida su venta a menores de edad”.

Es importante revisar que las etiquetas no estén sobrepuestas a otras, que tengan relieves que se sientan al tacto y tintas directas, dado que las falsificaciones usan impresiones que simulan el color, nunca una tinta que refleje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.