El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) en el Congreso del Estado, manifestó su rechazo absoluto al dictamen que contiene la iniciativa de la Ley de Educación de Michoacán, toda vez que las y los integrantes del mismo coincidieron en que no se tomó en cuenta a los principales interesados en dicha Ley.

La coordinadora del GPPT e integrante de la Comisión de Gobernación del Congreso del Estado, Brenda Fraga Gutiérrez, señaló que la forma en que el Dictamen de la Ley de Educación para Michoacán retoma la propia facultad de las autoridades locales educativas en cuanto a planes y programas, resulta limitada en perspectiva a lo que la propia Ley General otorga y reconoce a las entidades federativas.

“Es en el marco normativo estatal donde debería quedar plasmada el cómo se atenderán las necesidades de los diferentes contextos y realidades de Michoacán; es decir, dotar de contenidos regionalizados, contextualizados y pensados en que sean social, económica y culturalmente adecuados los términos en los que se impartirá la educación y que se ofrecerán los servicios, sin embargo dijo que en el dictamen que se presentará no es así”, expresó la coordinadora del GPPT.

Brenda Fraga indicó el ejercicio y goce del derecho a la Educación Especial queda limitado, al dejarlo como una opción educativa y un servicio, dejando en incertidumbre e indefensión a las personas con discapacidad, sus familias y cuidadores.

Por su parte la diputada integrante de la Comisión de Educación en el Congreso del Estado, Teresa Mora Covarrubias, lamentó que no se haya tomado en cuenta la opinión de los maestros michoacanos y que la iniciativa que se pretende presentar, está descontextualizada de la realidad que actualmente viven tanto docentes, alumnos, padres de familia y las escuelas en general.

“Ahorita tenemos la oportunidad de cambiar muchas cosas en el sistema educativo de Michoacán, nosotros sabemos como viven los maestros, los alumnos y los padres de familia este sistema, y ninguno de estos sectores aprueba este dictamen”, subrayó la legisladora Tere Mora.

Mora Covarrubias señaló que que no se puede perder de vista que, tanto en materia indígena como de personas con discapacidad, les asisten diferentes derechos del marco internacional, obligados para el Estado mexicano, entre los que se encuentran el derecho a la consulta.

En su intervención el vicecoordinador del GPPT, Salvador Arvizu Cisneros, refirió que esto que están haciendo algunos diputados es una discriminación hacia diversos sectores de la sociedad, al no incluirlos y no tomarlos en cuenta pese a ser estos sectores los más interesados en este tema.

Nosotros nos debemos al pueblo, a la gente y es algo que muchos diputados no entienden, a los maestros se les, por lo que se les debe de dar más tiempo, no pasa nada si este dictamen no se aprueba mañana, podemos esperar para entregar una buena Ley que sirva a todas y todos los michoacanos

Por su parte el diputado Baltazar Gaona García, manifestó que ni el tema de la educación indígena, ni de la educación especial están como se requiere en el estado de Michoacán, destacó que las y los legisladores que apoyan el dictamen tal y como está, se han cerrado en un “no” rotundo para atender las peticiones y observaciones de los demás, además de que se legisló al vapor.

En ese sentido, el legislador petista por el distrito de Tarimbaro hizo un llamado para que el día de mañana las Comisiones de Educación y de Gobernación decidan bajar del orden del día este dictamen para que regrese a comisiones y se pueda trabajar de mejor forma y con las aportaciones de todos y cada uno de los sectores involucrados en la misma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.