En el abandono desde noviembre del año pasado, sin medicamentos ni quimioterapias, esta es la situación en la que viven alrededor de cuatro mil niños enfermos de cancer en Michoacán, de los cuales, según lo dicho por padres de familia de los menores, mueren hasta tres por semana ante la falta de atención.

En entrevista colectiva, la presidenta estatal de la fundación Gertha Frike en Michoacán, María Elizabeth Tinoco Jacobo, aseguró que en las últimas tres semanas el número de menores fallecidos por cancer ha aumentado sin control, debido a la falta de medicamentos para los niños, pese a las indicaciones del gobierno del estado.

“Ellos dicen que los hospitales están surtidos, qué hay medicamentos, pero donde están aquí no hay nada, todos se preocupan por el Covid-19 ahorita, pero el cancer lleva aquí toda la vida y no se va a ir, pero nuestros niños sí”, aseveró.

En la exigencia de la entrega de medicamentos a los menores, decenas de padres de familia se manifestaron a las afueras del Hospital Infantil de Morelia para marchar con rumbo a Casa de Gobierno.

Rosa María Juarez, madre de una menor enferma aseguró desde noviembre del año pasado los medicamentos y las quimioterapias comenzaron a escasear, lo que ha provocado que los padres de familia sean quienes absorban los gastos médicos por hasta ocho mil pesos semanales de un solo medicamento, sin que esto les garantice la salud de sus hijos.

“Algunos de nuestros niños no reciben su tratamientos como debe ser, el cancer es una enfermedad terrible aún siguiendo al pie de la letra el tratamiento, sino lo seguimos como es el riesgo mayor”, enfatizó.

Además de la falta de medicinas, los padres de familia de los menores enfermos también luchan con los precios elevados en las farmacias donde ellos buscan surtir sus medicamentos, ya que ahora el costo de un médicamente ronda hasta en los ocho mil pesos, cuando un costo regular era de mil pesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.