En algunos estados del país, la violencia está generando hasta 14 veces más muertes que la pandemia de Covid-19.

Es el caso de Guanajuato, donde se han registrado 458 homicidios dolosos desde el 25 de marzo, cuando iniciaron las medidas de confinamiento, mientras que el estado registra 33 muertes por la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2.

Otro caso es Jalisco, donde la violencia -originada principalmente por el crimen organizado- ha dejado en este periodo 266 homicidios dolosos mientras que 34 personas han muerto por coronavirus, de acuerdo con las cifras oficiales.

Del 25 de marzo al 3 de mayo -en pleno confinamiento- se han registrado 3 mil 381 homicidios dolosos en todo el país, según los datos del Grupo Interinstitucional del gabinete de seguridad del Gobierno federal.

Para un grupo de organizaciones de la sociedad civil que ayer exigieron al Gobierno una investigación al respecto, la entrega de despensas por parte de grupos delictivos se trata de “coordinaciones regionales e incluso nacionales entre el crimen organizado para hacer una competencia propagandística a los gobiernos locales y federal”.

“Estamos ante un doble mensaje: la claudicación de los Gobiernos para cumplir su obligación de preservar y defender el Estado de derecho.

“Y por el otro, el de las propias organizaciones criminales, que acusan recibo de esta claudicación gubernamental, y con tranquilidad ocupan los espacios que gobernantes indolentes abandonan”, señalaron más de 30 organizaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.