Ante una epidemia que amenaza la salud de la población, vale más la implementación de medidas drásticas que lamentar la pérdida de vidas humanas, afirmó el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, al encabezar personalmente las acciones sanitarias en Lázaro Cárdenas, el municipio más afectado por el COVID-19 en la entidad.

Vamos a hacer todo lo que está a nuestro alcance, vamos a darle para adelante a las medidas de contención y seremos más drásticos. Más vale ahorita ser más severos, que tener después más personas muertas.

Aureoles Conejo encabezó esta tarde la sesión del Comité Jurisdiccional en Salud, donde manifestó su preocupación por la velocidad que registra el contagio de personas en esta localidad.

Tenemos que ser más incisivos en el acatamiento de las medidas de prevención porque, de lo contrario, llegaremos a un punto en el que se colapse el sistema de salud con todo lo que eso representa.

El mandatario reconoció que hay todavía un alto grado de incredulidad entre la población, “pero necesitamos que nos ayuden y hacer todos la parte que nos toca”, expresó.

En ese sentido, el gobernador agradeció el respaldo del Ejército, la Marina y el personal de Salud, quienes han dado todo su esfuerzo para salvar la vida de las y los michoacanos.

Aquí, aprovechó para hacer el llamado a las fuerzas castrenses y de la Policía para intensificar las medidas de información con perifoneo, colonia por colonia, para llegar a todos los rincones del municipio.

En su intervención, Diana Carpio Ríos, secretaria de Salud, presentó el escenario mundial, del país y del estado, y en particular el de Lázaro Cárdenas, en donde se concentra el 40 por ciento de los casos de coronavirus de la entidad, con un total de 215 y 25 defunciones registrados hasta el día de ayer.

Queremos poner especial atención en las personas que tienen factor de riesgo, que sean protegidas. Para ello, requerimos el apoyo del resto de la población, principalmente de aquellos que son asintomáticos.

En esta reunión, el personal de la Marina y del Ejército pusieron a disposición de la población de Lázaro Cárdenas sus hospitales, equipo médico e insumos, para atender a pacientes con COVID-19, lo que permitirá tener mayor capacidad.

El gobernador dejó la instrucción de iniciar el monitoreo permanente de la ciudad y, si las personas no acatan las medidas se cerrarán los centros de contagio localizados.

Además de intensificar en la ciudad portuaria el Plan Alimentario, así como una estrategia informativa en puntos de mayor contagio, apoyo a comerciantes de tianguis para que cierren los mercados sobre ruedas y perifoneo permanente en colonias.

En la reunión también estuvieron presentes Mario Maqueda Mendoza, vicealmirante de la Secretaría de la Marina Armada de México, autoridades de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas, comandantes del Ejército, así como la presidenta municipal de Lázaro Cárdenas, María Itzé Camacho Zapiain e integrantes del gabinete estatal, de igual manera representantes del sector salud y de la sociedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.