Pese a la crisis sanitaria que enfrenta Michoacán y todo México por el Covid-19, los delitos de alto impacto y el crimen organizado no para, admitió el fiscal general estado, Adrián López Solis.

En entrevista con medios de comunicación, el funcionario estatal detalló que el pasado mes de abril cerró con 178 eventos delictivos con más de 200 víctimas; los crímenes de alto impacto con mayor incidencia en Michoacan son el homicidio y el secuestro.

“En este periodo, encontramos que las personas que viven al margen de la ley no les importa la situación, ellos continúan con sus actividades ilícitas y sabemos que el origen de algunos delitos de alto impacto y secuestros”, refirió.

El fiscal general reconoció que estas acciones tiene que ver con disputas entre células delincuenciales, quienes pelean por plazas para operar en el interior del estado, no obstante, el fiscal omitió dar nombre de presuntos grupos criminales.

Estas cifras contrastarán con el alza en ejecuciones en Michoacán, ya que al corte de esta redacción se han reportado 26 homicidios en el interior del estado, a cinco días del iniciado el mes de mayo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.