En medio de la pandemia por Covid-19, las personas en situación de calle padecen de una vulnerabilidad sumamente marcada y un ejemplo de este problema es el señor Armando, un adulto de 81 años, quien a pesar de haber sido un caso positivo de la enfermedad reconocido por las autoridades sanitarias, fue expulsado de un hospital público y debía dormir en cajeros.

Un usuario de Twitter dio a conocer el caso de esta persona, quien estuvo internado en el hospital Dr. Gea González, ubicado en la Calzada de Tlalpan, Ciudad de México, a causa de una neumonía atípica con posible caso de Covid-19, sin embargo, no continuó recibiendo atención y tuvo que deambular por cinco hospitales de la zona.

Fue la persona detrás de la red social quien denunció el caso a través de su perfil el martes por la noche. En las publicaciones es posible ver el deteriorado estado de salud en el que se encontraba el señor Armando, como lo identificaba el documento del hospital que traía consigo.

Al lugar llegaron activistas y policías quienes llamaron varias veces para intentar que alguna ambulancia se lo llevara y fuera hospitalizado.

Pasaron casi 4 horas, en ese tiempo, dos reporteros que estaban en el lugar narraron que llegó una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) pero dijeron que no podían llevárselo. Llegaron más ambulancias, pero tampoco se lo llevaron.

Hasta las 4 de la mañana se lo llevaron al Hospital Ajusco Medio donde fue recibido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.