Mañana el gobernador de Michoacán anunciará que a partir del lunes nadie que no tenga actividades esenciales podrá salir a la calle y quienes lo hagan van a ser multados.

Este anuncio lo adelantó esta tarde Silvano Aureoles Conejo desde Huetamo, donde acudió a entregar 15 camionetas para el área de la salud y ahí explicó que debido a que los ciudadanos poco acatan las medidas de sanidad para evitar la propagación del coronavirus COVID-19, el confinamiento que hasta hoy es voluntario se convertirá en obligatorio.

De acuerdo al gobernador del estado, quienes no acaten la medida serán multados y a quienes reincidan se les detendrá para ser recluidos y que además hagan trabajo en favor de la comunidad, principalmente en la limpieza y aseo de hospitales y centros del salud.

Aureoles Conejo aseguró que en la aplicación de esta medida no importará de quien se trate, si viola las reglas tendrá que ser sancionado.

No me importa que sea el más rico del pueblo, quien sea, quien ande en la calle sin tareas esenciales y no acate la medida, tendrá que cumplir con esas tareas de carácter comunitario.

Además agregó que todas las personas andan como si nada en la calle, pero cuando empiecen a morir culparán al gobierno y por ello es que a partir de mañana las reglas sobre la contingencia sanitaria serán más duras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.