El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo por la tarde en un evento de salud en Huetamo anunció que mañana entraría en vigor el confinamiento obligatorio para todos los habitantes del estado en sus 113 municipios.

Esto luego de que la población ha actuado de manera relajada en cuanto a seguir las medidas de sanidad impuestas por la pandemia de coronavirus COVID-19, por lo que ahora, de ser una mera recomendación, pasarán a ser obligatorias y de no hacer caso habrá multas, arresto y trabajo a la comunidad.

Este documento contiene tres capítulos, en el primero especifica en qué consiste el aislamiento obligatorio y cuáles son las actividades que se consideran esenciales; en el capítulo dos habla de las sanciones por violar el contenido del decreto; y en el capítulo tercero explica la coordinación con los ayuntamientos del estado para su cumplimiento.

Todos los habitantes en el Estado de Michoacán, únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad;
  2. Asistencia a hospitales, servicios y establecimientos sanitarios;
  3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial, en las áreas declaradas como actividades esenciales, entendiéndose por estas las operativas del Sector Salud, público y privado, de Seguridad Pública, Gobernabilidad, Protección Civil; y, del Sistema Penitenciario, el sector farmacéutico tanto en producción como en su distribución (farmacias), la manufactura de insumos, equipamiento médico y tecnología para la atención de la salud, así como los involucrados en la adecuada disposición de residuos peligrosos biológico infecciosos (RPBI), así como la limpieza y sanitización de las unidades médicas en los diferentes niveles de atención. De igual forma son esenciales los sectores de la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados; servicios de transportes de pasajeros y carga; producción agrícola y pecuaria, agroindustria y productos de limpieza.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual;
  5. Asistencia y cuidado a adultos mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables;
  6. Desplazamiento a entidades financieras y de seguros;
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad plenamente justificada;
  8. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada;
  9. Igualmente, se permitirá la circulación de vehículos particulares por las vías de uso público para la realización de las actividades esenciales o para el llenado de tanques en gasolineras o estaciones de servicio; y,
  10. En todo caso, en cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Entre otras cosas, en el artículo 6º del Capítulo Uno se especifica que el uso de cubrebocas es obligatorio para las personas que transiten por la vía pública o en cualquier espacio público, durante la vigencia del Decreto, así como la aplicación de las demás medidas dictadas por la autoridad sanitaria, como lo había anunciado Aureoles Conejo hace algunos días.

En cuestión de las sanciones que se aplicarán a aquellos que no acaten lo dispuesto en este decreto que entra en vigor mañana lunes 20 de abril de 2020, especifica que las multas serán de 50 a 100 UMAS, es decir, de $4,344 a $8,688 pesos.

Pero si el infractor decide no pagar la multa impuesta, se le podrá permutar por trabajo comunitario que no excederá los tres días, o bien, puede ser arrestado sin que en ningún caso el tiempo de castigo exceda las 36 horas.

En caso de que el infractor sea reincidente, es decir, que ya lo hayan multado más de una vez por salir sin justificación, tendrá que ser arrestado 36 horas sin opción de permutar por trabajo comunitario.

El trabajo comunitario consistirá en trasladar alimentos a grupos vulnerables, limpiar centros de salud y hospitales que no atiendan casos de COVID-19, fabricar cubrebocas para su distribución a la población vulnerable, y cualquiera otra que determinen las autoridades en materia de seguridad pública y salud, que no pongan en riesgo la integridad de los infractores y obviamente que tengan que ver con la contingencia.

El artículo 12 del capítulo tres exhorta a los 113 ayuntamientos del Estado de Michoacán, a la aplicación del Decreto en los términos establecidos en el mismo.

Este decreto fue firmado esta mañana por el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo para su publicación en el Periódico Oficial de Michoacán por lo que entró en vigor a partir de hoy, 20 de abril de 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.