El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció que su administración distribuirá pagos únicos desde 500 dólares a inmigrantes indocumentados del estado, ante la crisis económica del COVID-19.

De acuerdo con el anuncio de Newsom, aproximadamente 150 mil personas recibirían este beneficio único en efectivo, el cual tiene un límite de mil dólares por hogar.

El programa de apoyo será financiados por dos fuentes; por un Fondo de ayuda por Desastres de 75 millones de dólares y por fundaciones filantrópicas que aportarán 50 millones de dólares.

Los apoyos serán repartidos a inmigrantes adultos través de un modelo basado en organizaciones sin fines de lucro de la región, las cuales tienen experiencia trabajando con comunidades indocumentadas.

“California es el estado más diverso de la nación. Nuestra diversidad nos hace más fuertes y resistentes. Todos los californianos, incluidos nuestros vecinos y amigos indocumentados, deben saber que California está aquí para apoyarlos en esta crisis”, dijo Newman en un comunicado.

Pese a ser parte clave de la actividad productiva en Estados Unidos, las personas indocumentadas no son elegibles para los programas federales de alivio económico como el apoyo por desempleo.

California es el único estado hasta ahora que ha anunciado apoyos económicos para inmigrantes sin papeles, donde de acuerdo con el gobernador, esta población representa 10 por ciento de la fuerza laboral de la entidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.