Tal y como sucedió en Corea del Sur con el llamado “Caso 31”, donde una señora contagiada de coronavirus COVID-19 no siguió las medidas de salubridad y tuvo contacto con más mil personas desatando la parte más importante de la epidemia, en Tabasco, México, un sujeto hizo algo similar.

De acuerdo a la Secretaría de Salud de Tabasco, un hombre contagiado de COVID-19 no hizo cuarentena y tuvo contacto con 280 personas, por lo que las autoridades ya están tras la pista de ellos para tenerlos en observación, reveló Silvia Roldán Fernández, titular de dicha dependencia.

No sé si leyeron en algún artículo el caso 31 de China; el caso 31 es una mujer que no hizo caso de las recomendaciones, anduvo por todas partes, y ese fue el caso que desató la parte más importante de la epidemia; nosotros también tenemos nuestro caso 31, ese caso nos ha dejado 280 contactos, entonces y ya ahorita tenemos caso que no tienen nada que ver con los viajeros al extranjero.

Se trata de una persona que viajó al extranjero, mismo que dio positivo a la prueba de coronavirus pero antes vivió su vida normal, teniendo contacto con decenas de tabasqueños, quienes ahora podrían ser portadores del virus y no saberlo.

La secretaria de Salud no reveló mayor información de esta persona pero aclaró que ya ha sido identificado y se trabaja en encontrar a cada uno de sus contactos para iniciar su observación médica y evitar que el contagio se salga de control en el estado.

Hasta ahora en Tabasco existen 33 personas contagiadas, de los cuales 25 son del municipio de Centro, tres de Comalcalco, dos en Nacajuca, uno en Cárdenas, otro en Jalapa de Méndez y uno más en Emiliano Zapata, de los cuales el 82 por ciento han sido atendidos de manera ambulatoria y solo el 36 han requerido de hospitalización por padecer alguna enfermedad crónico-degenerativa.

Nueve personas se encuentran internadas en el hospital “Dr. Juan Graham Casasús”, cinco residentes del municipio de Centro que dieron positivo a la prueba de COVID-19, tres en proceso -dos de Villahermosa y uno de Huimanguillo- y uno más de Cárdenas que presentaba síntomas respiratorios, pero que dio negativo al estudio.

Solo tres del total de los internados se reportan graves y conectados a un respirador, mientras que otros dos están bajo vigilancia por tratarse de mayores de 60 años con comorbilidad, es decir, enfermedades asociadas.

Además en el Hospital Ángeles hay un paciente de 63 años cuyo estado de salud es grave y con bronquitis crónica, por lo que está conectado a un respirador artificial. En el Hospital Regional de Pemex hay un paciente de 59 años de edad con diabetes y obesidad. Estos dos casos son monitoreados por la Secretaría de Salud de Tabasco.

Desde ayer se inició la distribución de materiales a los hospitales y centros de salud para hacer frente a la emergencia sanitaria, entre los que se encuentran alcohol en gel y cubrebocas, insumos que habían escaseado en los últimos días.

La secretaria de Salud Silvia Roldán Fernández agregó que también se contratarán 271 especialistas que fortalecerán el servicio en las diferentes unidades médicas del estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.