Cansados de rogarle a las autoridades de salud que les surtan de los materiales suficientes para cuidar su integridad al atender a los pacientes sospechosos y confirmados de coronavirus COVID-19, la Comunidad de Médicos Pasantes del Servicio Social del Estado de Michoacán anunció hoy que se van a paro indefinido.

Este anuncio lo hicieron mediante un posicionamiento que distribuyeron a la sociedad en general y los medios de comunicación donde exponen que tomaron la decisión ante la falta de respuesta a la petición que enviaron el pasado 23 de marzo a los jefes de enseñanza a nivel jurisdiccional, jefes de zonas y enseñanza estatal, donde expusieron su preocupación sobre la situación que se vive actualmente por la pandemia del COVID-19 y la falta de insumos para trabajar.

En ninguna de las unidades médicas contamos con los insumos necesarios ante esta contingencia.

Esta situación es alarmante, pues se trata de personal médico de primer contacto y pueden convertirse en fuente de diseminación a los habitantes de las comunidades en las cuales se encuentran laborando e incluso en de sus propias casas.

Michoacán actualmente cuenta con 12 casos confirmados y otros 12 sospechosos lo que los hace vulnerables de ser contagiados y como no son empleados de las instituciones médicas donde prestan su servicio social anunciaron que se irán a un paro indefinido pues se rehusan a seguir trabajando en condiciones que no son óptimas.

Por si fuera poco, también denuncian en su desplegado que no cuentan con ninguna garantía por parte de SSA, IMSS, UMSNH ni la UVAQ para que se responsabilicen del contagio de alguno de los médicos pasantes ya que el seguro de vida con el que cuentan no cubre esta contingencia.

Fotografía 📸: Especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.