Sin coordinación y de manera grosera atiende el personal del Centro de Salud de Morelia “Dr. Juan Manuel González Ureña” a los ciudadanos que acuden a que les apliquen las vacunas, así lo denunciaron públicamente ante este medio varios ciudadanos que fueron a hacer uso de dicho servicio.

Cabe recordar que el pasado lunes la secretaria de Salud en el Estado, Diana Carpio Ríos, invitó amablemente a la población a que fuera a las unidades de salud más cercanas a aplicarse las vacunas que ya están disponibles, tal es el caso del refuerzo del sarampión, influenza, poliomielitis, entre otras, durante la campaña Nacional de Salud que se llevará a cabo del 23 de marzo al 3 de abril del presente año.

“A pesar de la cordial invitación que hizo la doctora Diana Carpio a la población, porque yo misma la vi en el Face y se ve que es una mujer muy educada, tal parece que a sus subordinados no les enseñaron nada de respeto, son majaderos y desorganizados”, mencionó a esta redacción una de las mamás inconformes, la cual prefirió no brindar su nombre por temor a represalias, quien afirmó que en el puesto de vacunación que se instaló en la Plaza del Carmen, donde tradicionalmente lo colocan, mujeres con niños en brazos y otros de la mano, así como adultos jóvenes y mayores se acercaban a pedir información sobre la aplicación de las vacunas y sobre dónde debían formarse, pues había dos filas, una en dicha plaza y otra más cruzando la calle, a lo que eran tratados sin respeto.

Los usuarios narraron que de manera grosera las enfermeras ni siquiera les permitían que terminaran de hablar y los “corrían” a formarse en donde fuera “la verdad yo me quedé extrañada y también enfadada, le contesté a una de ellas que para qué me formaba si ni siquiera me habían dejado hablar para informarme si sí tenían o no la vacuna que yo iban a buscar, hasta quise llorar porque me trataron groseramente, peor que si les fuera a pedir limosna, llevaba a mi hijo en brazos y nos tenían a pleno sol ni buenas fueron para organizarse y llevarnos a la sombra, había muchas mamás como yo con niños pequeños”, platicó la señora María Chávez González, una de las señoras que se vio afectada por lo ocurrido.

Las denunciantes recordaron que por el calor abrazador los niños comenzaron a llorar y a sentirse molestos porque tenían sed y les dolía la cabeza. “Las mamás ya estábamos desesperadas y platicábamos entre nosotras que era muy malo el trato de las enfermeras, alguien que trabaja en ello no puede ser así de inhumano, siempre están enojadas”, dijo Rosa María Hernández.

La misma señora añadió que ella le pidió a una de las trabajadoras de salud que por favor se coordinaran para hacer una fila debajo de la sombra de los árboles por la salud de los niños ante el sol, pero ésta simplemente le contestó que no le habían autorizado cambiar las filas por la “sana distancia”, ya que había señalamientos en el piso donde la gente debía colocarse: “Yo le respondí que nosotras tomábamos la distancia con nuestro brazo, que habíamos escuchado las recomendaciones en la tele, pero no le importó”, aseveró la madre de familia.

Una de las mujeres, de nombre Adriana Rodríguez Morales, opinó desilusionada: “Es una lástima que en plena pandemia por el coronavirus el personal de salud muestre esta desorganización, no me quiero imaginar si esto se pone más grave cómo serán las cosas. Hoy a pesar de que la población salimos con temor a vacunar a nuestros pequeños y adultos mayores, y pese a los esfuerzos hechos por las autoridades de dotar de vacunas a los centros de salud, es increíble que existan trabajadores que en vez de poner en alto el nombre de la institución traten así a la ciudadanía”.

En la actualidad el sarampión es un padecimiento viral grave que no se hacía presente en México desde hace 20 años, sin embargo, hoy en día afecta principalmente a la población infantil y a los adultos que no recibieron la vacuna.

En Michoacán se han presentado hasta el momento tan sólo dos casos: uno en la capital michoacana y otro de un adulto en el puerto de Lázaro Cárdenas, por lo cual es fundamental seguir las recomendaciones de las autoridades y asistir a vacunarse a los puestos de salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.