La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió una ficha roja contra Tomás Zerón de Lucío, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, acusado por una serie de irregularidades en el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

En la ficha emitida por la Interpol, se señala que el exfuncionario es responsable de por lo menos tres diferentes delitos.

Tortura: previsto en el artículo 3 y sancionado en el numeral 4, de la ley federal para  prevenir y sancionar la tortura, vigente al momento de los hechos.

Desaparición Forzada: previsto en el artículo 28 y sancionado en el diverso 30 de la ley general en materia de desaparición forzada de  personas, desaparición cometida por particulares y del sistema de búsqueda de  personas.

Contra la administración de justicia: previsto y sancionado en el artículo  225, fracción XXXI, del Código Penal Federal.

De acuerdo con la información de la propia Interpol, el exfuncionario de ser encontrado culpable podría alcanzar “una pena máxima aplicable de (al menos) 60 años de privación de libertad”.

Además de la orden de aprehensión contra Zerón, las autoridades federales han girado órdenes contra al menos 5 exfuncionarios federales, 4 de ellos de la entonces PGR y uno de la Marina; de las cuales 3 han sido ejecutadas en los últimos días.

Información de Animal Político

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.