El proceso de la elección del ombudsperson de la CEDH se vio manchado desde que los propios aspirantes se involucraron en una dinámica de desgaste entre ellos mismos y de guerra sucia, dejando en claro sus intereses partidistas, consideró David Daniel Romero Robles, aspirante que quedó fuera de la terna que se votó ayer.

De acuerdo al también aspirante a este cargo, no puede existir certidumbre en la elección de un personaje tan importante y trascendental para la sociedad como lo es el presidente de la CEDH por lo que aseguró el proceso que se debe seguir es elegir una nueva terna para que sea votada.

También consideró que quienes participaron en este proceso fallido no tienen ningún compromiso con los derechos humanos y por el contrario, se evidenció que dicha comisión aún es visto como un espacio para posiciones de compromisos políticos.

Romero Robles también aprovechó el encuentro con los medios de comunicación para asegurar que él es el mejor perfil que puede haber dentro de los aspirantes ya que lo respaldan las comunidades indígenas de Michoacán y diferentes organizaciones que velan por los derechos humanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.