Fuente: Excélsior

La sorpresa, era ser testigos del paso de Santa Claus por Tlaxcala previo a la entrega de obsequios… Y así pasó, por los aires el trineo con el bonachón de traje rojo con una prominente barba blanca apareció el pasado 6 de diciembre.

Ante el asombro de los asistentes, Papá Noel pasó por la Catedral… ¡Feliz Navidad! El tradicional Jojojojojojo le siguió…

Pero nuestro Santa no vio la cornisa de un edificio y debido al peso del trineo, los cables le jugaron una mala jugada: Chocó y vaya susto que se llevó al estar a 10 metros de altura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.