El cadáver de Gerardo, joven de 16 años que fue ejecutado y embolsado en Temixco, fue identificado y reclamado por una joven de 14 años que se identificó como su esposa.

La menor de edad, quien estuvo buscando a su marido desde el lunes tras ser privado de su libertad por sujetos armados; acudió a las instalaciones de la Fiscalía para tratar de reconocer el cuerpo, pero por no tener edad legal, se le pidió que fuera acompañada de un adulto.

Gracias a las declaraciones de la esposa, se supo que Gerardo trabajaba para narcomenudistas. En el anfiteatro de Acatlipa, en Temixco, se constató que el cuerpo pertenecía al joven; quién hace algunas semanas había comenzado a vender droga, con la finalidad de tener un ingreso para poder comprar alimentos.

Desde el miércoles por la noche, el cuerpo fue entregado a los familiares, mismo que será sepultado en el municipio de Miacatlán.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.