A pesar de que los videojuegos pueden convertirse en un problema con los hijos para los padres de familia, también son una oportunidad para el desarrollo de habilidades cognitivas, superación de habilidades mentales y capacidad de retención y atención, consideró el ex director del Instituto de la Juventud Mexicana, José Manuel Romero Coello.

Es decir, jugar videojuegos ha pasado de ser un simple vicio o pasatiempo, a una fuente de ingresos y reconocimiento a nivel mundial, a esto se le llama eSports, pero ¿qué significa?

Los eSports son competiciones de videojuegos que se han convertido en eventos de gran popularidad. Por lo general los deportes electrónicos son competiciones de videojuegos multijugador, particularmente entre jugadores profesionales, tan solo en 2018 la final de League Of Legends logró una audiencia de 100 millones de espectadores, por lo que cada día gana mayor terreno en el planeta.

Lo que destaca Romero Coello es que los videojuegos pierden este sentido deportivo cuando no existen límites, cuando se juega por más de 10 horas seguidas y se descuidan otros aspectos básicos como comer, convivir y socializar, por lo que dijo, debe ser tratado como cualquier otro deporte.

Fotografía 📸: Especial

Los jugadores profesionales de eSports deben ser entrenados como en cualquier otro deporte, llámese fútbol, básquetbol, natación, atletismo, etc, ya que los jugadores profesionales de videojuegos también deben tener en su entorno entrenador, psicólogo, analista de partidas, se debe desarrollar una metodología deportiva que les ayude a diseñar una estrategia para lograr la victoria en los campeonatos mundiales.

Para que los eSports sigan tomando terreno en México se debe concientizar a la audiencia, tanto gamers, papás, empresarios deben impulsar a los talentos que surgen, ya que tan solo en México se tiene registro de 40 millones de jugadores de videojuegos.

Además José Manuel Romero Coello expone que esto puede ser una gran fuente de ingresos para quienes logran destacar profesionalmente y ejemplificó el caso de Kyle Giersdorf, de Pottsgrove, Pensilvania, quien acumuló la mayor cantidad de puntos y ganó $3 millones de dólares en la Copa Mundial de Fortnite con tan solo 16 años de edad, es decir, logró ganar 60 millones de pesos por jugar profesionalmente, salario que en México ningún joven de esa edad podría lograr.

Actualmente en México los videojuegos son un deporte reconocido por el Gobierno y la CONADE, como la Federación Mexicana de eSports donde aquellos interesados pueden acudir para formar ligas en diferentes juegos y de esta forma competir no solo en el país, sino a nivel mundial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.