En los límites de Tepalcatepec, casi tocando territorio del estado de Jalisco, tres barricadas con policías de este municipio de Tierra Caliente, algunos limpian sus armas, entre ellos cuentan la anécdota de cómo defendieron su pueblo arriesgando su propia vida.

De la nada, un helicóptero sobrevuela la zona, a muy poca altitud, parecía rascar la cima de los árboles, los Policías se alertan, identifican que se trata de una aeronave del Gobierno de Jalisco, muestran enojo pues consideran no tendría nada que hacer en la zona, danza en el aire un par de minutos y desaparece de la vista de todos.

Una carretera desértica que conduce a Jilotitlán de Dolores, en el suelo se observan cascajos, partes de llantas que relatan una huida tras haber sido repelidos, manchas de rojo carmín pintan el concreto, así cerca de diez kilómetros hasta que una curva se ve cortada por un vehículo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Marcada con cintas en forma de equis, color negra, estribos y blindada artesanalmente, las ventanas fueron sustituidas por placas de acero, un par de llantas destrozadas, así luce uno de los vehículos que utilizaron los integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación durante su intento de ingresar a “Tepeque”.

De los Militares, Guardia Nacional, fuerzas estatales no se tiene presencia, una vez más fueron abandonados a su suerte, no hubo apoyo para repeler las balas ni esperar algún otro intento del grupo delictivo.

Así luce un municipio que en varias ocasiones ha sido testigo de la valentía de su pueblo, ese que en repetidas ocasiones criminales han querido secuestrar de nueva cuenta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.