El gobernador de Michoacán aseguró tajante que se les pagará puntualmente a los profesores michoacanos haya o no federalización de la nómina educativa, pero reconoció que se trata de un problema que arrastra el estado desde hace 27 años y ha limitado a los gobiernos a invertir en otros temas que no solo benefician a un sector, sino a la sociedad entera.

“Nos han limitado la posibilidad de las carreteras, de más infraestructura deportiva, de más inversión a la seguridad, de más inversión a la salud, etc., etc., eso es lo verdaderamente importante”.

Expuso que los trabajos para hacer realidad la federalización de la nómina educativa continúan en la Ciudad de México, por lo que confía en que pronto sea aprobada para beneficio del magisterio estatal.

Además, descartó solicitar un préstamo ya que únicamente generaría deuda, pero no ayudaría al desarrollo de Michoacán, puesto que no será una inversión productiva, sino que se utilizará para pagar salarios y el dinero no fructificaría y los michoacanos serían quienes acabarían pagando el empréstito.

“Una cifra ideal es que dispusiéramos de cinco mil millones para cerrar el año; un cierre no accidentado y más o menos aceptable son tres mil millones de pesos, pero en un escenario más crítico y de más ronda los dos mil 500 millones que es lo que me ha tocado gestionar ante la federación para el cierre”.

“En términos de los ajustes, ya casi le llegamos al hueso”, aseguró al ser cuestionado sobre los ahorros que se dieron en diferentes dependencias y áreas del Gobierno de Michoacán y dijo que la venta de activos continúa en pie, pero será un ente externo el que determine el valor de los bienes muebles e inmuebles que posee el Estado.

Asimismo, se lleva a cabo una revisión por parte de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) y la Auditorías Superior de la Federación (ASF) para depurar la nómina de aviadores, además de los eventuales e interinos.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.