Como muestra de buena voluntad, el Gobierno de Estados Unidos podría retrasar el cobro de aranceles para México, con la finalidad de dar más espacio a las negociaciones entre ambos países.

La entrada en vigor de aranceles del 5 por ciento a las importaciones mexicanas está programado para el próximo 10 de junio, según publicó Bloomberg.

Trump decidió actuar con esta hostilidad hacia México para exigir que se frene la migración desordenada que conlleva a la entrada de drogas a Estados Unidos, pero es un movimiento político para posicionar su campaña de reelección.

Mientras tanto, Marcelo Ebrard Casaubón, canciller mexicano, desde Washington aseguró que existen avances en la negociación por lo que confía en que no entrar´n en vigor estos aranceles para los productos de exportación de México a Estados Unidos.

“Vamos a continuar las pláticas esta tarde. Todavía no han concluido. Pienso que estamos avanzando, y en la tarde podré ya darles una visión más concreta de qué puntos nos encontramos”.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.