La iniciativa de ley que propuso la diputada Adriana Hernández Íñiguez tiene la finalidad de prohibir la venta, distribución o suministro de cigarrillos por unidad o en empaques, que contengan menos de catorce o más de veinticinco unidades, además de tabaco picado en bolsas de menos de diez gramos.

La diputada sostiene que busca prevenir que las niñas, niños y adolescentes caigan en la adicción ya que Michoacán ocupa el décimo tercer lugar en la compra de cigarros sueltos (promedio nacional 48.1%, Michoacán 55.2%).

Asimismo esta propuesta de ley contempla prohibir la colocación de cigarros en sitios que le permitan al consumidor tomarlos directamente, comerciar, vender o distribuir al consumidor final cualquier producto del tabaco por teléfono, correo, internet o cualquier otro medio de comunicación y a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras; distribuir gratuitamente productos del tabaco al público en general o con fines de promoción y prohibir a los comercios establecidos a menos de 200 metros de las escuelas e instituciones educativas, sean públicas o privadas, la venta de productos derivados del tabaco.

En caso de violar las prohibiciones planteadas, la diputada priísta propone una multa de 1,500 hasta 6,000 Unidades de Medida y Actualización (UMA) equivalente a $126, 735 hasta $506, 940 pesos mexicanos.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.