Un niño de 13 años de edad fue ultimado a tiros al interior de un domicilio en el municipio de Zamora, Michoacán.

De acuerdo a los primeros reportes, el menor fue perseguido por hampones, quienes lo siguieron hasta el interior de una vivienda a la cual acudió en refugio, donde le dispararon en múltiples ocasiones, provocando su muerte.

Sin embargo y en un intento de salvarlo fue trasladado a un hospital local, pero ya no presentaba signos vitales.

Hasta el lugar llegó la Unidad Especializada en la Escena del Crimen de la Fiscalía General del Estado de Michoacán, quienes realizaron las diligencias de ley.

Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen que terminó con la vida del menor de edad.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.