Por primera vez en la historia de internet, el próximo 11 de octubre se cambiarán las claves criptográficas que protegen las direcciones de dominio, por lo que la red mundial podría registrar una operación lenta o fallas en algunos servicios sin que ello represente “el colapso mundial del Internet”.

“Las personas podrán encontrar tal vez alguna lentitud de respuesta en lo que se actualizan todos los servicios, pero la actualización no tarda más de cinco o seis minutos”, explicó el director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fabián Romo Zamudio.

De acuerdo con el informe ‘2018 Global Digital’, publicado por We Are Social y Hootsuite, en el mundo existen más de 4 mil millones de personas que usan internet, lo que significa más de la mitad de la población mundial.

El reporte también indica que cerca del 45 por ciento de los cibernautas utilizan sitios de comercio electrónico, cuyo porcentaje varía entre países.

Ante el aumento de usuarios, es prioritario garantizar la seguridad en la red, para asegurar la continuidad del servicio y evitar un ataque de denegación de servicios como el ocurrido en octubre de 2016, en la costa este de Estados Unidos.