La exigencia de los pilotos de Aeroméxico de incrementar un 5 por ciento su salario es complicado y únicamente propiciará la quiebra de la aerolínea, expuso su director general, Andrés Conesa Labastida.

En entrevista con Joaquín López Dóriga dijo que la solicitud original fue hecha a la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y consistía en una oferta de cuatro años con aumentos salariales acordes a la inflación, pero fue rechazada.

Luego se ofertó por un año un aumento acorde a la inflación más el 1.25 por ciento, pero tampoco fue aceptada la propuesta por lo que el inicio de la huelga era inminente, por lo que los inconformes solicitaron de manera unilateral a la autoridad una prórroga, lo que les facilitó un plazo de 48 horas para negociar.

Fotografía 📸: Especial

En este sentido, Conesa Labastida refirió que los pilotos de Aeroméxico cuentan con condiciones que en otros países serían inaceptables y en caso de continuar con la exigencia del aumento salarial, conducirán a la empresa a la quiebra.

Además recordó que la misma situación provocó que Mexicana dejara de operar, por lo que advirtió que esta demanda no solamente perjudicará a los 500 pilotos inconformes, sino a los dos mil que laboran actualmente y a los más de 16 mil trabajadores de la empresa.

“El primer semestre perdimos 600 millones de pesos, el incremento que ofrecimos es de 250 millones de pesos, que se fondearían con más pérdidas (…) desde que la empresa se volvió privada los accionistas no han visto ningún dividendo”.